Posteado por: charradetas | abril 20, 2010

LA CHICA EN EL OSO POLAR

Hacía un día para bautizar hijos de puta. Lluvia, frio y viento. Claro que es un día “idóneo” para enterrar a tu padre.

Tesifonte Cantalapiedra miraba como el ataud entraba en el nicho, sin inmutarse ante el agua y frio que le calaba los huesos. Su padre, el gran taxidermista Felipe Cantalapiedra se acomodaba inerte en el agujero en el que se convertiría en alimento de gusanos.

—–

Un año después entró en la casa de su difunto padre dispuesto a superar un mal trago. Allí llevaban meses in tocar todas sus cosas, sus animales disecados, su vida.

Al abrir la puerta el olor a cerrado era muy fuerte. Todos los animales parecían mirarle con cara de pocos amigos. Como diciendo “¿ Tú que haces aquí, intruso ?”.

La imagen de su padre le venía a la cabeza, sentado en su mesa de trabajo. Siempre tan callado, tan atento, tan apreciado por todo el mundo, tan perfecto. Ahora lamentaba no haber aprendido más de él y haber perdido la relación en los últimos años por esas cosas de la vida.
Miró a una perdiz. Miró a un zorro y una gallina unidos en una base de cemento. Miró varios ciervos, varios jabalíes. Incluso miró a un enorme oso polar, su obra maestra. Tocó al oso y una polvareda revolvió la habitación. Tenía que sacar todo aquello de allí, lo llevaría a su casa en al pueblo para vender la propiedad de su padre.

—–

En el traslado :
Dos operarios llevaban a duras penas al oso.
– Cómo puede ser que esto pese tanto, si está disecado ?
Iban chocándose con todas las esquinas. Por un momento Tesifonte se quedó petrificado al ver asomar un pie entre las patas del oso. -“Un pie humano !”
– Cuidado con el oso joder, id más despacio ! – Y cubrió como pudo el pie con una manta mientras lo sacaban del camión y lo colocaban en la casa.

Cuando estuvo solo comprobó que el oso se abría mediante una cremallera muy bien disimulada y apareció dentro el cadaver embalsamado de una bella mujer. – Dios ! ¿ que es esto ?. Salió de la casa corriendo y cerró con doble vuelta. Necesitaba pensar y respirar.

—–

Tras varios dias de darle vueltas y de investigar en objetos personales de su padre, no encontró ninguna pista que le indicara quién era esa mujer. Parecía increíble, no podía creer que su padre hubiera cometido un crimen. Quizás alguien hubiera metido el cadaver allí, sin que él lo supiera. Imposible, no en el oso que era su pieza favorita. Lo había escondido su padre. Un sitio perfecto.

Volvió a la casa del pueblo dispuesto a enfrentarse al oso. Lo miró a los ojos. Parecía contento de contener a la mujer. El muy cabrón parecía que sonreía.

Lo abrió y sacó a la chica. Se conservaba perfectamente. La sentó en una silla y Tesifonte se sentó en otra frente a ella.
– Ahora qué hago yo contigo ? Si te denuncio se ensuciará el nombre familiar, me volverán loco con preguntas y mierdas. Además mi padre era un buen hombre, no quiero que la gente le recuerde de otro modo. –
La chica no contestaba.
– Quién eres ? –
La chica no contestaba.
– Follaste con mi padre ? Le hiciste alguna putada ? Eres un encargo de alguien ? –
La chica no contestaba.

——

El tiempo pasó y Tesifonte no sabía qué hacer. Había pedido una excedencia de 3 meses en su trabajo para asentarse. Metía a la chica en el oso cuando se iba de la casa o venían visitas, pero gran parte del tiempo la tenía fuera. Hablaba con ella, le tocaba en el hombro, le hacía bromas.

– Me estoy volviendo loco, pero la verdad es que me relaja tenerte aquí, Helena (la había llamado así porque parecía una diosa). –
La chica no contestaba.

Con el tiempo le compró regalos, la vestía y desvestía… La tocaba, le contaba sus penas. Estaba enamorado, tal como le pasara a su padre 35 años atrás. Ella no contestaba.

La relación iba avanzando y no tardó en llegar el sexo. Tenía sus dificultades, pero Tesifonte se solía conformar con restregarse por el cuerpo de Helena y masturbarse sobre ella.

——-

Un niño pasó al lado de la ventana de la casa y miró por la rendija que dejaba la cortina. En el pueblo se comentaba mucho quien era ese hombre que llevaba 2 meses allí y que no era muy comunicativo. Algo ocultaba.
Vaya que si ocultaba. El niño le vió fornicando sobre el cadaver. No pudo parar de mirar. Tesifonte se volvió y al ver al chiquillo los ojos se la desorbitaron. Al incorporarse rápidamente para cerrar la cortina del todo trastabilló y cayó al suelo con gran estrépito.
Ante la duda el niño salió corriendo y le contó lo que había visto a su padre. Y a su madre. Y a sus amigos. Y a sus hermanos. A la media hora unas 20 personas se arremolinaban en la ventana, dándose codazos para mirar. Vieron a Tesi desmayado, y a una mujer en la cama que seguía incomprensiblemente inerte.

Policía. Ambulancia. Despertar. Papeles. Preguntas. Vergüenza. Bochorno. Periódicos. Llamadas…
Todos los medios comentaron el extraño caso de Tesifonte y el oso que contenía una chica.

——

Tras la investigación y el juicio Tesifonte fué absuelto ya que técnicamente no era necrofilia y no se podía demostrar que él hubiera matado a nadie. Tampoco había familiares de la mujer que dijeran nada. Resultó ser Jessica, una solitaria con problemas emocionales que desapareció hace 35 años.

——-

Diario de Leticia :
– Tesifonte, cuéntanos cómo comenzó tu relación con Helena …. Qué fué lo que más te gustaba de ella ?

Tomate Deluxe, Lidia Lozana : – Tesifonte, dicen que se encontraron restos de semen en la boca de Helena. Qué hiciste exactamente ?
Jorge Javier Blazquez : – ¿ Ya tambien te lo hacias con el oso ? Que fuerte, que fuerte !

Atiende quién Baila :
– Hoy con nosotros va a bailar una samba … Tesifonte Cantalapiedra ! El enamorado imposible !
….

Gran Hermano 56 :
Entra en la casa, el escritor del libro “Un amor incomprendido”, famoso por su relación con Helena, el más bello cadáver embalsamado nunca !
….

Tesifonte estaba en su casa, mirando fijamente al oso, ya hueco. La cabeza le iba como un torbellino
– No sé cómo demonios ha pasado todo esto – Se levantó y dió un abrazo al oso.
– Gracias amigo !

Fin

Gracias Anne por la inspiración y perdona por el atrevimiento y por robarte los personajes.
Inspirado en su relato : “Asesinato en Facebook”

Anuncios

Responses

  1. Para empezar me encanta el título ” La chica del oso polar”, y el enfoque del relato, una mujer momificada a modo de herencia, un secreto familiar de lo más turbio, un amor macabro transmitido de padre a hijo. No temes a las palabras y describes con crudeza una relación sexual de lo más perversa.
    Un relato muy actual, muy tuyo. Me alegro haber sido la chispa que te lo inspiro.
    Una pregunta: Helena tenía escote bajo?

  2. Gracias de nuevo Anne. La idea del oso polar es brutal, genialidad tuya. Es la base de todo el relato.

    No se si la chica tendría escote bajo, creo que no, que iba mas bien modosita, pero tenía una belleza inexplicable que atraía a generaciones 😉

  3. Pues este relato me ha gustado, sí, sí. No sé, será que me siento más atraida por los animales disecados que por los vivos. De hecho, tengo un jabalí todo tieso, con la lengua fuera, pero nunca se me ha ocurrido mirar dentro…

    • Tienes que mirar en el jabalí en cuanto lo veas ! Dicen que esos llevan dentro los duendes del bosque que se van comiendo bajo las setas. Te pueden contar cosas fascinantes….

      Me alegro de que te guste

  4. Por partes:

    1º Me gusta el cambio de imagen en tu página. Tiene ahora una luz especial. Sé que os gustan los escotes bien bajos pero me parece mucho más sexy tu compañera de asiento con este escote redondo a cuello, sisas amplias e interminables piernas. Buena elección.

    2º El relato me ha parecido fabuloso además de muy divertido. Como bien dice Anne no le temes a las palabras. Has logrado desempolvar un oscuro secreto familiar además de abrirle un buen número de horizontes a Tesifonte [espectacular el nombre]. Me queda como duda ¿qué tipo de relación puede establecer a partir de ahora con el oso tras la definitiva desaparición de Jessica – Helena?

    3º Me has acompañado con este relato hasta la sensacional página de Anne. Gracias.

    4º Hace uno días estuve paseando por la de Carlitopolis en Tailandia. Fabulosa también.

    Un saludo.

  5. Me ha gustado lo que decis de que no temo a las palabras. Supongo que es una forma muy sutil de decir que escribo groserías, jajaja ! Pero en serio, me parece todo un piropazo.

    Bucea en el blog de Anne, tiene muchas perlas de relatos con ese toque francés que lo hace todo tan elegante.
    Y que te voy a decir de mi gran amigo Carlitopolis. Conseguirá que vayas a Tailandia.

    Mi compañera de asiento ? Ya me estoy cansando de ella, voy a buscar a otra 😉

    • ¿Cansado? ¿Ya? ¡Estos hombres! Pues al final serán preferibles los raritos estilo Felipe o Tesifonte Cantalapiedra 😉

      • Siempre son mejor “raritos”. Los normales hacen cosas de hombres normales. Muy predecibles.

  6. Vaya con Anne y el taxidermista, ha dado pie a una digna secuela. Ya les gustaria a muchos sacarse una mujer embalsamada del oso y encima destripar una historia entre la necrofilia y el suspense.
    Por cierto el nombre es para comentar.
    Salut

  7. Gracias micromios. El nombre es real, yo conocí a un Tesifonte, creo que es el más raro que he oído.

  8. Charradetas. Sois perfectos como sois. Igual de imperfectos que nosotras. Feliz San Jorge. Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: